Blog posts

En busca del nombre de tu restaurante

En busca del nombre de tu restaurante

Food & People

¿quieres abrir una cafetería, un restaurante, un almacén? y no sabes que nombre ponerle? ¡este es el post ideal para ti!

Después de muchas clases, talleres, y práctica de escritura creativa creo que pude entender la importancia que tiene el nombre que decidimos usar para nuestro negocio, desde un titular hasta el nombre de nuestro emprendimiento.

Primero que nada, hay que estar conscientes de que este aspecto simplemente no podemos tomarlo a la ligera, ya que será el primer enganche para nuestro cliente. Tenemos que ser capaces de encontrar en pocas palabras, incluso quizás, solo en una, lo que resuma nuestro negocio: la esencia, filosofía y valores que queremos plasmar.

Vamos a buscar una denominación adecuada para nuestro servicio y paralelamente construiremos toda una identidad de marca, es por esto que el nombre no solo debe tener lo básico que veremos a continuación, sino que además debe ser capaz de dar relevancia a nuestro producto llamando la atención de nuestros clientes. A esta mezcla se le llama “Naming”.

Se recomienda que el nombre sea corto por una razón muy simple: ayuda a que sea memorable. Es decir, vamos a quedarnos en la cabeza de las personas de manera más rápida.

Con todo lo que quieras comunicar crea una palabra híbrida única, que el sonido, significado y juego de palabra sean fieles a los valores de tu marca. Tips importantes: cuando vayas a buscar un nombre fíjate que no existan miles iguales porque a la hora de que alguien lo quiera buscar puede que lo confunda con otro o lo asocie a otra marca. Por eso es muy importante ser innovador, único y considerar el tema de que no esté patentado para que el día de mañana no sea un problema.

El nombre con el que llegamos a nuestro público es tan importante, que incluso algunos artistas han decidido cambiar su nombre. Esto no es aleatorio. Hubo un estudio por detrás de qué nombre quedaría en la mente de la gente y además fuera fiel a ellos mismos. Algunos ejemplos simples son:
Neftalí Ricardo Reyes es Pablo Neruda
Farrokh Bulsara es Freddie Mercury.
Ralph Lifshitz es Ralph Lauren.
Allan Stewart Königsberg es Woody Allen.
Norma Jean Mortensen es Marilyn Monroe.

Y todos suenan bien, o al menos, muchísimo mejor que sus nombres de pila ¿cierto?

El nombre de tu marca, además de creativo, fiel a la esencia del negocio que quieres crear y su exclusividad, debe tener un elemento muy importante que es que sea perdurable en el tiempo.

Entonces, ¿cómo lo hacemos para que el nombre de nuestro negocio cumpla con todo lo necesario para que sea bueno?
Mi recomendación, y la de mucho otros, sería que hagas un brainstorming con todo lo que se te viene a la cabeza. No lo pienses tanto, solo escribe. Pídele a tus colaboradores o familiares que te ayuden, recibe ideas de afuera. De a poco empezarás a filtrar y a enlazar ideas hasta llegar a algo que dirás: ¡Esto es!

Cuando ya sientas que tienes tu nombre haz la prueba final y responde las siguientes preguntas,
¿El nombre realmente se destaca y diferencia de mis competidores?
¿Es rápidamente comprensible la actividad de mi negocio?
¿Es único, simple, corto y adaptable?

Si tienes tres sí consecutivos, ¡Lo tienes!