Blog posts

¿Por qué fracasan los restaurantes?

¿Por qué fracasan los restaurantes?

Administración restaurantes, Noticias Restauranteros

Y cómo evitar esos errores

¿Te has preguntado por qué algunos restaurantes fracasan, mientras otros se consolidan antes del primer año? La industria gastronómica es particularmente difícil; las estadísticas muestran que la gran mayoría de los restaurantes no llegan a su primer año de operaciones y según estudios el 60% de los restaurantes fracasan en el primer año y el 80% cierran dentro de los primeros cinco.

Sin embargo, no todo es color de hormiga, mientras algunos dueños deben cerrar las puertas de sus negocios, otros celebran el éxito alcanzado. Si evaluamos cada caso veremos que muchos de los restaurantes fallan en errores claves que pueden ser evitados.

Tomamos algunos de los consejos de Restaurant Den para esquivar las dificultades más comunes que enfrentan los restauranteros en sus primeros años.

Inexperiencia de los dueños

Uno de los errores más comunes de los dueños es adentrarse en la industria gastronómica sin tener conocimiento o experiencia en la administración del equipo y los procesos que integran un restaurante.

La falta de comprensión sobre la industria por parte del propietario, es un error que lleva al fracaso. No hay que dejarse engañar, dirigir un restaurante puede parecer fácil desde el exterior, pero toma su tiempo masterizar el arte de la gestión de estos locales.

Si no tienes experiencia en el área, uno de los mejores consejos que podemos darte es prepararte con anticipación en los procesos que conforman un restaurante, o en su defecto, asociarse con un experto que tenga los conocimientos de las tareas claves que debe cumplir todo dueño para asegurar el buen funcionamiento del local.

Mala ubicación

La ubicación es un elemento esencial para el éxito del restaurante, especialmente en las zonas urbanas. Si no cuentas con una buena ubicación lo mejor es que no abras.

Asegurate de encontrar un local que tenga visibilidad, tráfico peatonal y fácil acceso para los consumidores.

Te recomendamos que el primer paso que des en esta aventura sea seleccionar la ubicación correcta y calcular los costos, ya que la renta de la propiedad y el impuesto a la renta serán de los precios operativos más significativos del negocio.

Mala gestión contable

Lo entendemos, no todos somos amantes de los números, pero si quieres tener un local gastronómico exitoso, la contabilidad será una de tus tareas fundamentales para mantener la operatividad sana y andando.

Los dueños de restaurantes deben conocer bien el valor de cada alimento, producto, permisos, inventario y más. Todos los detalles cuentan ya que si se presentan fugas o mermas, será más fácil identificar la razón y corregirla a tiempo. Además un buen manejo contable, te permitirá crear estrategias nuevas para aumentar las ganancias.

La recomendación es conocer bien los números del negocio, invertir en un sistema de administración de restaurantes que facilite la tarea de registrar las ventas y costos y contratar a un buen contador con experiencia en la industria de restaurantes para rastrear cada centavo.

Mercadeo pobre

Los negocios que no sepan destacar con buenas campañas de marketing, serán desplazados por aquellos que sí saben venderse.

No cometas el error de confiar únicamente en el boca a boca para dar a conocer tu restaurante. Una campaña de marketing sólida va mucho más allá de una par de cuentas en redes sociales y unas pocas fotos del menú.

Invierte en un equipo de mercadeo que te ayude a crear promociones para aumentar las ventas en tus horas muertas. Asiste a ferias gastronómicas. Invita a chefs locales. Agrega un diseño interior agradable. Crea planes de fidelización y ofrece un excelente servicio para que los clientes vuelvan y recomienden.

Cuando se trata de marketing no existe una única fórmula. Son muchas las ideas que puedes implementar, pero lo principal es entender a tus clientes y tener nuevas formas de enamorarlos.

Mal servicio al cliente

Un buen servicio al cliente es el pilar para cultivar una clientela fiel.

El dueño de un restaurante es el encargado de establecer las políticas de servicio al cliente desde el principio y asegúrese de que su equipo esté en sintonía. Haz que los comensales se sientan bien atendidos, respetados y satisfechos para que recomienden siempre tu local.

La industria de los restaurantes es intrincada y desafiante, pero si se ofrece un buen servicio puede ser muy gratificante. Con la preparación adecuada y un equipo experimentado no hay razón por la cual tu restaurante no pueda desarrollar un legado duradero en la comunidad local.

¿Listo para sumarte a la aventura restaurantera? ¡Comparte estos consejos!