Blog posts

Guía para escribir el plan de negocios de tu local gastronómico

Guía para escribir el plan de negocios de tu local gastronómico

Administración restaurantes

Define cómo estará organizado tu local.

Un plan de negocios es esencial para todo emprendedor, si aún no tienes un plan para tu restaurante o si apenas te estás adentrando en el sector gastronómico, asegúrate de escribir el plan que guiará los objetivos y metas de tu local.

Por eso antes de comenzar a escribir, tomate un tiempo para idear cómo quieres que se vea el producto final, qué concepto tendrá el restaurante, cómo será el menú, el servicio, dónde estará ubicado y demás.

Una vez tengas claridad en lo que quieras lograr, entonces plasmalo en un documento que te ayude a no perder el rumbo en el camino.

1. Ten claro el concepto del restaurante

Como lo mencionamos antes, comienza tu plan pensando en el final para que puedas comunicar qué quieres lograr y hacia dónde quieres enfocar tu negocio.

Define con claridad lo que hace que tu negocio sea diferente al resto ¿Cuál será el enfoque? ¿Cuál es la meta final? ¿Quieres convertirlo en un legado familiar? ¿Quieres comenzar una franquicia o solo quieres satisfacer una necesidad que ya existe en el mercado?

Responder estas preguntas será clave para comenzar con buen pie. Seguidamente redacta lo que será la misión (lo que harás para lograr tu objetivo), la visión a futuro (lo que quieres lograr) y los valores por los que formarás y guiarás a tu equipo.

2. Define tu menú

En el sector gastronómico, el segundo paso con más relevancia es definir bien cuál será tu menú. Para facilitar esta tarea puedes comenzar elaborando un menú muestra e intentar varios platos hasta dar con las recetas indicadas que vayan de la mano con el concepto que quieres lograr para posicionarte en el mercado.

Busca acercarte lo más posible a un menú completo, ya que el menú será fundamental para el restaurante y para la marca que quieres crear. Aprovecha este proceso creativo para elaborar descripciones atractivas y un buen diseño del menú.

3. Ten claridad de las personas que necesitas para armar tu equipo

En tu plan de negocios no podrá faltar el resumen de personas que formarán tu equipo y cuáles serán sus responsabilidades.

Toma en cuenta desde los socios, hasta la administración y el personal que hará la limpieza del local. Asegúrate de prestar atención en las habilidades que tendrá el equipo de administración. Esta es el área clave que puede hacer o deshacer el éxito del negocio.

4. Define quién será tu cliente objetivo

Si tienes un restaurante tienes que conocer a tu cliente ideal. Tu local no es para todo el mundo, asi que lo mejor es que definas: ¿Quién visitará frecuentemente tu local? ¿Qué edad tiene? ¿Qué gustos tiene? ¿Dónde vive? Realiza un análisis en donde incluyas el perfil demográfico y los gustos de tu cliente ideal.

¿Quiénes son las personas que van a comer en tu restaurante? Realiza un análisis exhaustivo e incluye toda la información demográfica que puedas, desde la edad y los ingresos hasta sus valores y lo que esperan de los restaurantes que ya frecuentan.

Una vez que sabes quienes son debes definir la estrategia para la mejor manera de contactarlos y a partir de ahi elaborar una buena base de datos, utiliza publicaciones y medios propios como campañas de email para fidelizarlos.

5. Organiza las Finanzas

Llevar las finanzas de un negocio no es para todo el mundo. Si sientes que no estás preparado para explicar cuál es el motor de la operación del restaurante y del bar, entonces lo mejor será contratar a un profesional que te ayude a organizar dónde, cómo y por qué se gasta el dinero en el restaurante.

Por otra parte, hay que identificar cuáles serán las fuentes de ingreso del local. Un contador con experiencia en la industria de restaurantes te ayudará a obtener documentos básicos como lo es un análisis de equilibrio, un presupuesto de requisitos de capital y una declaración de pérdidas y ganancias durante los primeros años.

Sigue estos datos y redacta un buen plan de negocios para tu restaurante, que funcionará como una guía para mantener los objetivos del local en orden.