Blog posts

Fotografía y comida: la personalidad de tu marca

Fotografía y comida: la personalidad de tu marca

Food & People

Hoy en día no es necesario tener una cámara profesional para sacar una buena foto y subirla a nuestras redes sociales. La mayoría de nuestros smartphones cuentan con excelentes cámaras.

En este artículo, más que periodista hambrienta, sacaré a la luz mi lado de fotógrafa apasionada y te daré tips de cómo hacer que tus fotos triunfen en las redes.

Primero, si tienes la suerte de tener un buen equipo fotográfico a mi me gusta mucho usar un lente de 50 mm con una diafragma de 1.8. Para quienes no lo sepan, el diafragma será lo que nos ayudará a que nuestra foto sea más luminosa y enfoque lo que queremos resaltar (el resto se verá difuminado). Si estamos haciendo una foto de día y queremos usar nuestro lente en 1.8 tendremos que fijarnos de tener el iso lo más bajo posible y usar una velocidad rápida, de lo contrario la foto saldrá quemada por el exceso de luz.

Ahora, si ustedes solo van a usar la cámara de su celular, lo más importante es asegurarnos de que nuestro equipo cuente con una buena cantidad de pixeles y la configuración fotográfica sea buena. Hay celulares donde podemos jugar con velocidades y diafragmas, para eso recomiendo leer los atributos de la cámara que están usando para que sepan sacarle el partido al 100%.

Pero, fuera de lo importante que será la calidad de imagen otro tema relevante será la composición y posterior a eso el rebelado, o edición.

Para mi gusto la composición es relativa y dependerá del gusto y el estilo de nuestra marca. Pero nunca fallara usar colores complementarios dentro del plato para resaltar. Por ejemplo: Si estamos haciendo una foto de pastas de espinaca (que serán de color verde) arriba, en vez de ponerles una hoja verde, les pondremos tomates cherry para que el contraste sea entretenido. El plato en este caso debería ser blanco, para que no se robe la atención.

Ahora, si solo tenemos un hummus de betarraga y queremos que destaque y sea entretenido podriamos usar un plato amarillo o azul. Pero como dije anteriormente, esto dependerá de cada marca, y en fotografía nunca habrá una verdad absoluta.

Si queremos que destaque la comida antes que cualquier otra cosa, entonces, yo siempre me inclinaría por platos blancos y haría contrastes con decoraciones simples (semillas, hojas, tomatitos, etc) Esto da para jugar con la imaginación.

Siempre recuerda que la foto debe dar ganas de probar lo que estamos mostrando, por lo que inventa la forma de hacer que el plato se vea recién salido del horno (por más de que esté frío) podemos usar más aceite del que utilizaríamos normalmente para darle una textura más mojada a la comida.

Date el tiempo de identificar la personalidad de tu marca, los colores que la conforman, etc. Esto te ayudará a que tu feed o la carta de tu restaurante no sea un pegoteado de cosas distintas. Por ejemplo, si mi marca es muy azul, y quiero que todos los clientes me identifiquen con ese color, puedo agregar algo de ese color en todas las fotos: una vela, un trago con curazao, un arándano, lo que sea, que ayude a homogenizar sin ser fomes y caer en lo típico. Hay que darnos el tiempo de crear un estilo que nos represente y que el cliente logre asociar un color a lo que somos. Por ejemplo, personalmente, asocio los lugares cerveceros y más nocturnos a los contrastes fuertes y quizás a los colores más ocuros como el negro.

Posterior al trabajo de composición, viene la edición.
Una forma que se recomienda actualmente para que nuestro feed se vea homogéneo es el uso de preset. Podemos crear uno nosotros mismos (en Lightroom), o podemos comprar alguno que nos guste, en este caso, recomiendo los de LOOX, (pueden ir desde los 14 a los 40 USD, aproximadamente).

Personalmente creo que la gente tiende a caer en que el solo uso de preset dejará lista nuestra foto, y ese es el error más común. El preset nos ayudará con los ajustes básicos, pero siempre hay que entender que cada fotografía necesita su propio trabajo de rebelado, porque los colores que cada imagen tendrá serán distintos.

Si la cuenta de un restaurante fuera mía yo lo que haría sería: Crear un preset hecho por mi misma probado en fotos muy distintas entre ellas. Aplicaría temas de brillo, saturación y enfoque. Como todos los platos tendrán dentro comida de distinto color no me parece una opción adecuada usar un preset pre hecho que puede estar cargado a los naranjos o azules, porque no funcionará con todas las fotos. Es mejor crear una línea de edición básica que se adecúe y homogenizar nuestro feed a partir de fotos similares entre ellas.
Por ejemplo, el plato siempre blanco, y alternar las fotos entre colores complementarios. Nunca subir fotos al azar, sino que ir homogeneizando a partir de lo que tenemos anteriormente.

Como te habrás dado cuenta, el tema fotográfico, que se liga 100% al marketing de tu marca, no es un tema para tomarlo a la ligera. Necesita ser trabajado para que más que algo lindo y uniforme sea algo que hable por si solo de la personalidad de tu marca.