Blog posts

Conoce los motivos por que tu personal no deja de rotar

Conoce los motivos por que tu personal no deja de rotar

Administración restaurantes, Personal restaurante

¡Toma acciones para que tu equipo trabaje a tu favor!

La rotación de personal es una de las principales razones por las que los restaurantes pierden dinero año tras año.

Según datos de The National Restaurant Association, la rotación de empleados es de 61% y ese porcentaje casi se duplica cuando se habla de trabajadores encargados de la primera línea del local o de la atención al cliente.

Hay muchas razones que pueden explicar la alta rotación en esta industria, entre ellas que muchos jóvenes tienen su primera experiencia laboral como garzones o asistentes de chef y al rato se cansan.

También sucede que se van porque oyen que la gente está ganando más dinero en otro establecimiento y para ellos es fácil cambiar de trabajo ya que, debido a la alta rotación, los restaurantes generalmente están contratando.

Sin embargo, no todo se resume en buscar más dinero o tener poco experiencia, hay razones de mayor peso que agotan a tu personal que son la principal causa de que busquen nuevos horizontes. Te mencionamos algunas de ellas:

Eres un mal jefe

¿Tu estilo es andar gritando y maldiciendo todo el día? Si es así, lo más probable es que tu personal solo tenga una idea en mente: ¡Salir corriendo del establecimiento a la primera oportunidad!

La gente puede tolerar muchas conductas en su día a día, pero todos tienen un punto de ruptura y si la cultura de tu restaurante se basa en mala comunicación, estrés laboral, desorden en los procesos y en desestimar a tu equipo, no les quedará más remedio que abandonar el barco.

Lo más recomendable es liderar con el ejemplo y tratar al equipo como se trata a los invitados. Comunícate con ellos y realiza ejercicios para desestresarlos, esto generará una cultura sólida de colaboración y constancia en donde todos aporten con buena actitud y trabajo duro.

No mantienes los equipos del restaurant en buen estado

Si tus empleados se encuentran bajo presión intentando ejecutar sus actividades con eficiencia pero no tienen los equipos ni los recursos necesarios para hacer las cosas bien, rápidamente se frustraran.

Los dueños de restaurantes que no prestan atención al estado en que se encuentran sus equipos de cocina, su inventario y otros recursos necesarios para dar una buena atención al cliente, están permitiendo que se cree un mal ambiente de trabajo que obligue a sus empleados a buscar otros trabajos con mejores condiciones.

No se trata de contar con la última tecnología, pero sí de estar atentos a darles las herramientas que necesitan para cumplir con su trabajo.

No hay oportunidad de crecimiento en tu restaurant

Un estudio de la NRA dio a conocer que 8 de cada 10 dueños de restaurantes tuvieron su primer trabajo en la industria de restaurantes en una posición de nivel de entrada.

Esto nos da a entender que muchas de las personas que comienzan a trabajar en la industria, se ven haciendo carrera en ella y por eso se ven atraídos por aquellos establecimientos que ofrezcan un crecimiento profesional.

Si eres dueño o administrador de un local gastronómico debes prestar atención de quienes estén ansiosos de expandir sus habilidades y acumular conocimiento. Dales la oportunidad de ir creciendo en la empresa y asumir más responsabilidades, esto motivará a todo el equipo.

Si no es posible ofrecer puestos de mayor rango, entonces pon a su disposición capacitación externa para que continúen desarrollando sus habilidades en diferentes áreas: culinaria, gerencia, liderazgo o sommelier.

Puede pedirle a un asesor o experto de cada área que vaya a su local y de capacitaciones. Así le estará demostrando a su equipo que está invirtiendo en su crecimiento.

Demuestrale a tu equipo que te interesas por ellos, contrata buenos garzones, mantén procesos bien definidos, ten tus equipos en buen estado, busca motivar a tu equipo a través de una cultura colaborativa con una buena comunicación y dejarás de perder dinero y tiempo con la rotación de personal.