Blog posts

¿Cómo saber si necesitas un coach en tu restaurante?

¿Cómo saber si necesitas un coach en tu restaurante?

Personal restaurante

Un entrenador ayuda a los equipos a dar lo mejor de sí.

¿Sabes cuál es la diferencia entre un coach y un consultor? Para David Scott el fundador de The Restaurant Expert, un consultor es alguien que llega y hace el trabajo por tí, mientras que un coach te guía y te enseña paso por paso como llevar tu negocio para que en el futuro, todo lo que se hizo estando él, se pueda replicar sin su presencia.

Un entrenador de restaurante debe funcionar como un entrenador de deporte, seguramente el atleta profesional sabe lo que debe hacer, pero el entrenador actúa como evaluador externo y podrá guiarle y enfocarse en los pequeños detalles que harán que ese atleta sobresalga por sobre los demás.

Antes de contratar un coach para tu local evalúa si está preparado para ayudarte con los siguientes aspectos:

1. Definir los procesos que se deben usar en el local

Los procesos le ayudan a cada integrante del equipo a ejercer de forma eficiente sus tareas. Además agiliza el trabajo de todos porque se realizan bajo procedimientos previamente establecidos y controlados.

Las plataformas administrativas actuales pueden ser de gran ayuda para llevar un registro de administración. Estas generalmente te permiten ver reportes de tus ventas por día, hora o producto; puedes revisar el desempeño de los meseros; revisar el estado de inventario y más.

Adicionalmente, se debe tomar en cuenta tener un registro del administrador, es una herramienta útil para hacer seguimiento a las reparaciones que hayan que hacerse, registrar malos tratos del personal o anotar el registro de nuevas políticas.

El uso adecuado del registro de administrador no solo fomenta una mejor comunicación, sino que también cambia su cultura de administración porque generan precedentes que previenen que estas situaciones vuelvan a ocurrir en el futuro.

2. Identificar las oportunidades de mejora presentes en el negocio

Los coach deben fijar un plan de acción evaluando el antes y el después.

En el sector gastronómico, hay muchos puntos que quedan descuidados porque son tantas las operaciones y actividades que se cumplen en el día a día que a veces algunas se olvidan.

Entre las oportunidades de mejora más comunes está mantener la higiene dentro de todas las áreas del restaurante, respetar las recetas para asegurar el stock en inventario y trabajar con proveedores estratégicos que te permitan ser más sustentable, reducir el impacto ambiental y que te ofrezcan los mejores costos.

Por eso un buen coach sabrá rescatar todos los aspectos de tu local y podrá elaborar un plan de acción que sea costo efectivo para que lo cumplas paso a paso en el futuro.

3. Definir el programa de entrenamiento para el personal

Este es un punto que hemos tratado en el pasado y que seguimos dándole prioridad ya que un empleado será tan bueno como la capacitación que reciba.

Los negocios gastronómicos son muy dinámicos y muchas situaciones se presentan a diario, es así que un buen coach debe poder elaborar un programa de entrenamiento para que todos estén preparados a responder de forma correcta frente a eventualidades y a realizar su trabajo sin complicaciones.

El trabajo del coach es asegurarse de que dentro del restaurante exista un manual de empleados, descripciones de trabajo para cada trabajo, pruebas de preparación y un capacitador calificado.

Cada empleado necesita orientación en cómo realizar su trabajo, cuáles son actividades, responsabilidades, habilidades a desarrollar y cómo juzgados cuando llegue el momento de la evaluación.

Además el coach debe asegurarse de que cada empleado este completamente capacitado y calificado antes de trata con los clientes o hacer comida para ellos.

Tu negocio se beneficiará de tener un programa de entrenamiento y verás un aumento en tus ingresos ya que los clientes que se sienten bien atendidos y vuelven y recomiendan con seguridad.