Blog posts

3 tendencias que han surgido en Restaurantes a raíz del Covid-19

3 tendencias que han surgido en Restaurantes a raíz del Covid-19

Tendencias Restauranteras

Sin duda el rubro del canal HORECA ha sido uno de los grande afectados por el Coronavirus este último año. A pocos días de cumplir un año desde el “encierro” en nuestro país, podemos identificar algunas tendencias que han surgido en restaurantes a raíz del Covid-19, donde la tecnología ha jugado un rol protagónico.

Las limitaciones de aforo, las medidas de distanciamiento social, la reducción de horarios de apertura por toques de queda o el plan paso a paso, la higienización y desinfección del local, así como la eliminación de superficies de contacto comunes, son algunos de los cambios más notables en el panorama del restaurante hoy en día. Nos preguntamos si los cambios adoptados perdurarán incluso al término de la pandemia.

Expertos en el mercado estudian el negocio actual para identificar las mayores tendencias en los restaurantes y cómo estas evolucionarán en el tiempo, este artículo hablaremos de las 5 principales.

1. Nuevos momentos de consumo debido al teletrabajo:


El volumen de personas que volcaron sus tareas diarias al teletrabajo se cuadriplico durante los momentos más duros de la pandemia, y mientras las cuarentenas no dejaban salir de la casa o los horarios de toque de queda impedían salir a cenar, los hábitos de las personas cambiaron, ya no tendrían que realizar un trayecto para desplazarse a su trabajo ni a primera hora de la mañana ni en las tardes tras acabar su jornada. Así pues, es previsible que a largo plazo los restauranteros han visto cómo los desayunos y las cenas pierden importancia, y en su lugar aparecen consumos más habituales en momentos de descanso en medio de la jornada.

“En EE. UU. los restaurantes ya han notado un descenso acusado en las cenas, mientras que durante las horas de trabajo el consumo se acentúa de forma ligera pero detectable. Dunkin’ Donuts y Starbucks, cadenas de gran relevancia con intereses especiales en los desayunos, ya están comenzando a adaptar los horarios de atención para dar servicio a los nuevos hábitos de consumo que emergen del teletrabajo.” Según el blog Diego Coquillat

2.Crecimiento en la demanda de comida fuera del restaurante:


Veíamos como el delivery mantenía una constante en su crecimiento, pero sin duda durante este año debido a la crisis del coronavirus, esta modalidad cobró una importancia mucho mayor. No podemos dejar de mencionar también el drive-thru o comida al paso que fue una de las medidas tomadas por muchos, que no involucran grandes inversiones ni altas comisiones.

Para muchos ir al restaurante no les parece seguro y prefieren otras medidas. En ese sentido, la demanda por el drive-thru ha crecido en torno al 50% solo desde el inicio de la pandemia, y el reparto de comida a domicilio sigue siendo vital.

Muchos analistas del mercado coinciden en que la modalidad off-premise o fuera del restaurante, es algo que no desaparecerá tras la pandemia por lo que invertir en ello en este momento es, simple y cumple con adaptarse a las exigencias de los comensales futuros.

3.Preparativos para una nueva normalidad:

La OMS prevé que en países desarrollados la pandemia podría llegar a su fin el 2021, mientras que los países en vías de desarrollo y las regiones más pobres tendrán que esperar a 2022.

Si este escenario se cumple, el marketing en restaurantes jugará un rol muy importante en la adaptación de la nueva normalidad para volver a las ventas. Hablando de una “campaña de recuperación” dando por perdidas las fechas importantes ya pasadas y enfocarse en generar gran marketing en las que están por venir.

Según el blog Diego Coquillar “Un posible curso de acción es ofrecer las especialidades de temporada mucho antes de que sea pertinente, para recordar los buenos tiempos a los consumidores. Starbucks ha probado con éxito esta estrategia poniendo a disposición de su clientela los especiales de Navidad a partir de agosto.”

Todos estamos expectantes de lo que sucederá este 2021, pero sin duda adoptar nuevas formas de consumo y tendencias que llegaron para quedarse es un buen primer paso.